4.7 C
Puno

Desgracia de Pedro Castillo y de su familia: ¡en 08 días!

Fecha:

El 07 de diciembre 2022 leyó tembloroso un aciago texto en televisión y el 15, o sea, ¡solo 08 días después!, ya está con prisión preventiva de 18 meses, y todo hace ver que la Sala de San Martín confirmaría con densa flema.

¡Adiós presidente Castillo! Intuyo que nunca más lo veré. Más pudo Caníbal Torres Vásquez que usted, ya que lo apresó de principio a fin.

- Publicidad -

¡Llegó a ser presidente del país y ahora tiene ante sí una enorme desgracia, la de él, su anciana madre, su modesto papá, su esposa Lilia, sus hijos, hermanos y sobrinos! El orgullo de llegar a Palacio de Gobierno le duró poco, pues, su entorno con mucho cieno lo sepultó, en particular el jurista Aníbal Torres Vásquez, mi condiscípulo, de cuyas garras me salvé, pues el 14 y 17 de junio del año pasado, 2021, me convocó con insistencia, asistí esas 02 veces y nunca más regresé, pues advertí y olí el descomunal cieno.

El 08-12-2022 acepté ser abogado defensor de Pedro Castillo, estuve con él 03 veces, me firmó escritos en tales tres (03) ocasiones, pero fue y es demasiado tarde, ¡el mismo entorno me alejó para siempre, logró que me subrogue, por escrito, como su defensor que fui por efímeros 03 días!

- Publicidad -

Escribí poco más de 01 año atrás:
¡MIOPES NO DAN esa TREGUA que TUVIERON por 200 AÑOS!

Yo sí la doy al nuevo gobierno, por más improvisado que se muestre, pero sin meter las uñas. Que ojalá opere el cambio real de poder.

El ser humano es cosa seria, asaz complejo. Los cachacos Montoya y los Cueto abundan, esos que buscan vacar, censurar y maldecir antes de tiempo, antes que la función pública empiece.

Son así, necios, no saben lo que tienen dentro, en su turbia alma humana. En el ayer fueron las Bartra o los Becerril, con b de burro. Eran caimanes del mismo pozo, esos que viven de la coima que Keiko mostró sin que la cárcel la pudra.

Es que el ORDEN SOCIAL INÍCUO, de 1821 a hoy, los prohijó, los moldeó, son un efecto, un resultado o una consecuencia. Y los tiene o conserva como ya son. No pueden dejar de ser lo que su realidad óntica muestra.

Que antes eran militares y ahora han devenido congresistas da lo mismo. La turbiedad ya está dentro, metida como cieno. Por eso no dan tregua a quien les quitó el poder, la misma tregua que tuvieron desde 1821, o sea, 200 años, pese a no terminar la autopista ni siquiera de Lima a Chiclayo ni tener oxígeno en los hospitales de la llamada salud, lo que mató a miles, luego cremados.

Tremenda INJUSTICIA la que se vivió y aún se vive. Los ricos y corruptos se hacen cada vez más ricos y los pobres se empobrecen aún más y mueren, ya que son fáciles víctimas de todo bicho como el virus y su plandemia.

Ah, estos empobrecidos votan por las lacras del sistema, los aplauden, están tras ellos y denostan de sus redentores, los terruquean a troche y moche con torpe miopía. Son también mis modestos sobrinos o mis paisanos de Catache. Uno que loaba a Keiko Fujimori comentó: «tío me tienes podrido». No advirtió que su pudrición ya la tenía.

Es que son un refinado producto social del que no conciben por nada ni pueden desarraigarse. Están alienados, no se pertenecen, son ajenos y hasta su conciencia es IMPURA. No lo podrían percibir.

De esta misma telaraña nace el delito con orígenes tenebrosos. Criminogénesis del llamado orden social imperante es lo que sostuve y hoy con mayor razón.

Estas tan modestas disquisiciones criminológicas, preñadas de crudo realismo, siguen pétreas, de ellas tratan los orígenes tenebrosos de la desesperanza con violencia social, que muchas veces muta a criminal y que ciertos gobernantes de turno se desesperan en contener, pero sin advertir que su nocivo ejemplo a diario la desborda y la mantiene.

En mi libro “Criminología Peruana”, de 2 tomos, puede constatarse mi tesis: no querramos con marcada ingenuidad desterrar la violencia social, peor la criminal, la sola protesta, el descontento callejero, y situaciones afines, pero todas incómodas, mientras tengamos niños, jóvenes, adultos y ancianos, de ambos sexos, por muchos millones, en el campo y en la ciudad, que no logran aniquilar su hambre, su sed, sus carencias de vestido, falta de techo, de educación y de salud, o sea, su pobreza extrema.

Peor aún si al propio tiempo contamos y toleramos a una ínfima minoría ciega y torpe, obsesiva, mercantilista, que detenta el poder y lucha como fiera por mantenerlo o reconquistarlo, usa y abusa de su prensa, vive en la opulencia insultante de su riqueza acumulada con el prevalente saqueo del fisco, con lujosas mansiones, costosas joyas, placeres y miles de gollerías en exceso, millonarias cuentas bancarias (protegidas por el secreto), gestando, despertando y acrecentando la envidia y el odio en la vereda de enfrente, densamente poblada por los que tienen hambre aún después de haber comido.

En tales inhumanas condiciones, ilógicas e injustas ¿resistirá la mayoría pobre, explotada e indocta aún más este llamado orden social criminogenético, que beneficia a los menos, y que convive con el germen de su propia destrucción?

La cacareada seguridad ciudadana, de alcaldes y ministros, que implica mayormente represión, ¿será un antídoto o contención suficiente, sin cambiar las condiciones generales de vida antes descritas a manera de un incompleto inventario? Francamente, lo dudo. Sin embargo, los candidatos a las alcaldías u otros cargos sueñan despiertos.

El hombre que delinque a los 20 años, o mucho antes, y también después, ya es un refinado producto social (factores exógenos lo han moldeado muy a su pesar), con un psiquismo estructuralmente formado (con celos, envidia, codicia, hipocresía, morbos y psicopatías, etc.). Sobre la maciza base biológica que trajo, quizá con alguna anomalía cromosomática, ya actuó el cuotidiano torbellino e implacable de la influencia social (desempleo, pobreza, incultura, alcohol, familia numerosa, malas juntas, prensa nociva), de cuyos embates le resulta difícil escapar.

Por eso, llegado el caso, sólo transita al acto, al ilícito, sin poder sustraerse por nada. Hasta lo premedita y lo consuma.

El rigorismo penal, la amenaza de la pena, incluso la de muerte, el temor a las cámaras de la seguridad ciudadana o la cárcel misma, tienen muy poco peso sobre su índole personal, ya formada, deformada y maciza. De allí que el delito leve y grave está a la orden del día. La violencia, una segura consecuencia de la desesperanza que prohíja el sistema social y político imperante. Que no quiere cambiar ni un instante.

¡Los gobernantes, esos que merecen la cárcel y llegan a ella (como Alberto Fujimori), los que buscaron esquivarla con manoletinas (tipo Alan García o Alejandro Toledo), por su tozuda corrupción y propias torceduras morales de la índole personal, a la corrupción, violencia y al crimen mismo los hacen germinar e hipertrofian sin cesar!

¿Es que la ciencia ha inventado algún antídoto contra esta lacerante realidad? Aún NO.

Casi doscientos (200) años después ni una letra o palabra puede corregirse acerca de las raíces del crimen, llamado delito en el ámbito peruano. El orden social que explica al ser humano lo incuba por ese lapso o muchos años más.

Quererlo resolver a través de la pena, por más dura que fuese, sigue siendo iluso. La pena no resocializa.

Esta misma tozuda y lacerante estructura de psique, soma y lo social sigue en pie. No da tregua. Ya quiere vacar al mandatario apenas llegado y al ministro que aún no toma asiento. Es que de joder se trata. Keiko y su padre, los PPK, los AG, los Humala, los Toledo, entre otros, son el peor ejemplo, nocivo. (Chiclayo, 07-08-2021).

En pocos días más, la Sala Penal de César San Martín Castro confirmaría esa tamaña Prisión Preventiva, pese a que él mismo reconoce que ¡NO HUBO GOLPE DE ESTADO!, sino solo una TENTATIVA. Yo quise añadir, y lo hice, una TENTATIVA INIDÓNEA, o delito imposible, por inidoneidad del insulso medio empleado para consumarlo, según el Artículo 17° del Código Penal.

Guillermo Olivera Diaz

- Publicidad -

Popular

- Publicidad -

Artículos Relacionados
RELACIONADOS

Congresista de Ica, Raúl Doroteo, despide a trabajadora que lo acusó de ‘mochasueldos’

María Morales Gutiérrez, exasesora del congresista por Ica, Raúl...

Descubren nueva especie de mariposa en Santuario Histórico de Machupicchu

El Santuario Histórico de Machupicchu fue escenario del descubrimiento...