4.7 C
Puno

Mujer y amante asfixiaron y enterraron vivo al marido (luego murió), le echaron cal y se fueron a una peña 

Fecha:

Omar Ysrael Catón LLontón era un próspero ingeniero que nunca se imaginó ser sepultado vivo por su propia esposa con ayuda del amante de ésta, tal como se ha determinado durante el juicio recién concluido en Chiclayo. 

El proceso determinó detalles escalofriantes del hecho, por ejemplo que ambos asesinos, prácticamente bailaron sobre el cadáver pues compraron media caja de cervezas inmediatamente después de matarlo y luego se fueron a celebrar a una peña. 

- Publicidad -

Los amantes

La historia se remonta al año 2019 cuando Rosa Graciela Mejía Izquierdo (43), casada con Omar Catón conoció a Giancarlo Aldairton Torres Santiesteban quien a sus 25 años, era un hombre mucho más joven que su esposo que contaba sus 45 años de edad.

- Publicidad -

Evidentemente no eran un matrimonio feliz y los unía una hija adolescente quien, a estas alturas, es la que más ha perdido en todo esto pues su padre está bajo tierra y su madre tras la rejas. 

Es por eso que, a finales del año 2021, los amantes planificaron con detalle lo que parecía el asesinato perfecto. 

El plan

El 10 de enero de este año Rosa Graciela hace lo convenido. Facilita que su amante Giancaro Torres ingrese a su casa, ubicada en la calle Las Grutas 663, pueblo joven Cruz del Perdón (Chiclayo) junto a otro joven, Fernando Muncada (25) aparentando un asalto.

Dentro de la casa y frente a Omar, para darle realismo, Giancarlo le coloca un cuchillo en el cuello a Rosa Mejía. De esta manera obtienen la obediencia del ingeniero. Por su parte, el otro cómplice, Fernando, le amarra manos y pies. 

La amante 

En ese punto, el plan se desvía levemente pues Rosa comenzó a revisar el celular de su marido. Frente a su amante, Giancarlo, le reclama a su marido por unos mensajes de una chica y monta una escena de celos que se sale de control. 

Entonces, ella se sube sobre el pecho de su marido, y lo golpea con todas sus fuerzas. Omar no tiene cómo defenderse pues está atado. La que estaba por convertirse en viuda negra, le hace honor a su apelativo pues coje una almohada y asfixia al padre de su hija.

El entierro 

Con el ingeniero inerte, los asesinos se disponen a desaparecer su cuerpo. En el patio de la casa hay un patio espacioso. Los cómplices escarban y depositan el cuerpo en el agujero.

Lo que nadie sabía en ese momento es que el ingeniero estaba vivo. Se supo por los exámenes forenses practicados al cadáver. En realidad, murió tragando la tierra que era de su propiedad. 

Bailar sobre el muerto

Las confesiones de los involucrados también revelaron que mientras todo esto sucedía, la mujer encendió su equipo de música para que los vecinos piensen que se trataba de una fiesta y no de un asesinato. 

Al amanecer y culminada la faena, Giancarlos le dijo a Rosa Mejía que compre cemento y cal. Y para coronar la ejecución del plan, le dijo que compre algo de comer y media caja de cerveza. 

Encendidos por el licor y no satisfechos los amantes se fueron a una Peña a seguir bebiendo y, posteriormente,  continuaron la borrachera en la casa de una de las primas del amante. 

Terminada la juerga, Giancarlo y Rosa Mejía, regresaron a la casa. Mientras Omar comenzaba a descomponerse, el hombre que le quitó la mujer y la vida se adueñó de su ropa, sus colonias y otros objetos personales. Rosa Mejía, le reclamó pero él, con toda razón, dijo que Omar ya nos los iba a necesitar. 

Sentencia

Esto se pudo determinar luego de la captura, la prisión preventiva, los interrogatorios y demás pesquisas a los asesinos. 

El quinto despacho de la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Chiclayo logró se condene a la acusada 

  • Rosa Graciela Mejía Izquierdo, a 31 años y 8 meses de pena privativa de la libertad efectiva, como autora del delito contra la vida, el cuerpo y la salud, en su modalidad de Parricidio, en agravio de su expareja sentimental Omar Ysrael Catón Llontop.
  • Giancarlo Aldairton Torres Santisteban 25 años con 4 meses de prisión efectiva 
  • Fernando José Mundaca Gonzáles, 22 años de pena privativa de la libertad, respectivamente, como cómplice del mismo delito.
- Publicidad -

Popular

- Publicidad -

Artículos Relacionados
RELACIONADOS

Congresista de Ica, Raúl Doroteo, despide a trabajadora que lo acusó de ‘mochasueldos’

María Morales Gutiérrez, exasesora del congresista por Ica, Raúl...

Descubren nueva especie de mariposa en Santuario Histórico de Machupicchu

El Santuario Histórico de Machupicchu fue escenario del descubrimiento...