4.7 C
Puno

Vraem: Narco-emboscada de «José» benefició al fujicongreso y gobierno de FujiDina

Fecha:

Nuevamente, por cuarta vez desde 2011, una narco-emboscada realizada por una columna armada del clan Quispe Palomino a una unidad policial en Natividad, Vraem, el 11 de febrero pasado, presentada oficial y mediáticamente como «terrorista» en medio de un «terruqueo» artificial sin parangón benefició al fujicongreso y al co-gobierno de FujiDina. A diferencia de las dos emboscadas y una masacre anteriores, es la primera vez que una solitaria emboscada del narco-grupo armado de «José» tiene un doble beneficiario unidos umbilicalmente.

Antes de una rápida mirada retrospectiva a los hechos precedentes y cómo esta última emboscada benefició al fujicongreso y al gobierno fujiboluartista es necesario, algo que se ha omitido, señalar que esta emboscada ocurre luego de seis meses de la operación «Patriota» de inicios de agosto de 2022 que, según el jefe del Comando Conjunto de las FFAA, «hirió gravemente» a «José», máximo jefe del narco-grupo armado de Vizcatán, y «desarticuló» al remanente «senderista». Datos falsos que pocos recuerdan.

- Publicidad -

Fue el mismo «José», a contrapelo de la versión dada por las FFAA y sin la cobertura de los grandes medios, quien difundió un audio en el que dice que no fue herido en la operación y que sus huestes abatieron a seis soldados. Además, con un video muestra la tumba de su hermano Jorge Quispe Palomino, alías «Raúl», que falleció en enero de 2020, en respuesta a las FFAA que señalaron que habían exhumado sus restos.

Tras la difusión del audio de «José» ileso, los militares quedaron como «héroes de papel» y la mentira. Así, el operativo «Patriota» que las FFAA ejecutaron en Vizcatán, no solo fue un estrepitoso fracasó en cuanto a sus objetivos (golpear/abatir a «José» y desarticular a «sendero») y los resultados (dos soldados muertos y varios heridos), sino que revela que las FFAA son los responsables de la narco-emboscada en Natividad, que dejo siete policías muertos.

- Publicidad -
Vraem: Narco-emboscada de «José» benefició al fujicongreso y gobierno de FujiDina | Difusión

Estos, hace casi 15 años (marzo 2008 – marzo 2023), tienen la responsabilidad de la desarticulación del grupo armado de «José». El fracaso de todas las operaciones aéreas, desde 1999 hasta el operativo Patriota y la narco-emboscada de febrero pasado, muestran palmariamente que han fracasado, de extremo a extremo, en ese encargo para acabar con una firma narco armada.

A ello se sumó otro hecho que pasó desapercibido. Se trata de una entrevista, antes de las protestas sociales, vía un cuestionario de preguntas al mismísimo Víctor Quispe Palomino, alías «José» por WillaxTv, el canal fujimorista por excelencia. ¿Cómo logró WillaxTv entrevistar al «terrorista» y «sanguinario» Quispe Palomino que las FFAA no lo pueden abatir o capturar? Nadie se sorprenda de los nexos del canal fujimorista con el jefe de la firma armada de Vizcatán.

El último dato que pocos toman en cuenta y se tragan el sapo del «terrorismo» en el Vraem: el autodenominado «militarizado partido comunista del Perú» no pronunció una sola letra ni audio respecto a las protestas sociales y la masacre de diez ayacuchanos el 15 de diciembre de 2022. ¿Qué partido comunista es ese que no se solidariza con las luchas de los pueblos del sur, incluido los cocaleros, pero ejecuta una emboscada que el narcofujimorismo necesitaba?

Volviendo a la narco-emboscada que ocurrió en momentos que la insurgencia nacional de las macroregiones y la CGTP remecia el establishment de las élites criollas, blancas y criminales, y que benefició a la representación de estás en congreso fujimorista y sus satélites (Renovación Popular y Avanza País) y al co-gobierno de Boluarte/fujimorismo. Y, por extensión, a APP, Podemos Perú y una facción de Accion Popular.

El «terruqueo» en el que el gobierno de Boluarte y el fujicongreso estaban empeñados para descalificar, debilitar y descabezar (detener a los dirigentes) la gran protesta e insurgencia, necesitaba de una acción «terrorista» que le de «terrenalidad», que le de facticidad. Esa acción «terrorista» llegó -como las veces anteriores- de la mano del narco-grupo armado de «José». Solo era necesaria una. Nada más. Y llegó cuando más lo necesitaban y muy cerca del Comando Especial Vraem: en el centro poblado de Natividad, a pocos kilómetros de las FFAA y el Frente Policial.

Esto ya no puede ser una mera coincidencia o casualidad. Es parte de una secuencia de hechos que se remontan -como señalamos antes- al año 2011 que, ¡oh casualidad!, al igual que ahora tenían como beneficiario el fujimorismo y sus objetivos políticos. Veamos los hechos. Uno, el 4 de junio de 2021, un día antes de la segunda vuelta entre Fuerza 2011 y Ollanta Humala, una patrulla militar fue emboscada dejando cinco soldados muertos. ¿A quién benefició? A Fuerza 2011. Pero, no ganó la segunda vuelta.

El segundo, el 9 de abril de 2016, un día antes de la primera vuelta que Fuerza Popular logró 73 congresistas, una columna armada de «José» emboscó a un convoy militar en Santo Domingo de Acobamba, Junín, dejando más de ocho muertos. ¿A quién benefició? A Fuerza Popular. El tercero, el 23 de mayo de 2021, días antes de la segunda vuelta entre Keiko Fujimori y Pedro Castillo, que un grupo de hombres de «José» y presuntos sicarios masacraron a 16 civiles (incluyendo dos bebés). ¿A quién iba a beneficiar en el balotaje? Al fujimorismo keikista. No fue así.

Si bien el fujimorismo no logró ganar el Ejecutivo, logró el control total del congreso. El fujimorismo utilizó ese control absoluto del congreso (2016-2020) para controlar el Ministerio Público, el Tribunal Constitucional, la Defensoría del Pueblo (hasta que renunció el anterior defensor del pueblo) y, a través de la Junta Nacional de Justicia (JNJ), de gran parte del Poder Judicial. El «terrorismo» de «José» fue un factor que le benefició.

Ahora, ¿qué beneficios le ha dado al fujicongreso y al gobierno de FujiDina la narco-emboscada a una unidad policial que dejo siete efectivos muertos, el 11 de febrero pasado, en el Vraem? A la jefa del fujimorismo, el día siguiente de la emboscada, salió con una gran sonrisa en campaña a Piura y señaló que no sería candidata en un eventual adelanto de las elecciones. Pero, eso sí, podía postular en las elecciones generales que no fueran adelantadas. Parecía una triunfadora.

A la presidenta Dina Boluarte, aprovechando la llegada de los restos de los siete policías, dijo envalentonada que luchará contra la «alianza del narcotráfico y el terrorismo». Allí, la ex «terruqueada» Boluarte asumió plenamente la narrativa de las FFAA, Dircote y el fujimorismo. Y, al día siguiente, el 13, convocó a las fuerzas políticas a reuniones en palacio para tomar una decisión si el gobierno era de transición o hasta el 2026.

Sin duda alguna, la cita cumbre de esas conversaciones fue la reunión de Dina Boluarte y Keiko Fujimori, difundido al máximo por los medios concentrados. Así, inauguraron una nueva etapa en el que dejaron los proyectos de adelanto de las elecciones. Esta nueva etapa era -junto a otros factores- producto del «efecto» de la narco-emboscada de «José» para el narcofujimorismo.

- Publicidad -

Popular

- Publicidad -

Artículos Relacionados
RELACIONADOS

Congresista de Ica, Raúl Doroteo, despide a trabajadora que lo acusó de ‘mochasueldos’

María Morales Gutiérrez, exasesora del congresista por Ica, Raúl...

Descubren nueva especie de mariposa en Santuario Histórico de Machupicchu

El Santuario Histórico de Machupicchu fue escenario del descubrimiento...